PASO 5. Definir objetivos

La formulación de objetivos debe realizarse desde el grupo de seguimiento creado para el programa. Estos objetivos deben ser realistas, adaptados a las necesidades de cada empresa, acordes con la legislación vigente y cuantificables, para permitir su evaluación posterior.

Los objetivos generales de un programa de prevención y asistencia en alcoholismo, tabaquismo y otras drogas deben contemplar aspectos preventivos y asistenciales.

Ilustración: Definir objetivos

Para facilitar su formulación se enuncian a continuación cuales son estos objetivos generales:

Objetivos respecto a la empresa

Objetivos de carácter preventivo:

  1. Establecer procedimientos claros y concretos a fin de facilitar la aplicación del programa en lo referido a sus aspectos informativos, educativos, y aquellos referidos a cambios de normativa interna en relación al uso y venta de drogas dentro de la empresa.
  2. Facilitar el no consumo de alcohol y tabaco dentro de la empresa (señalizaciones, supresión de venta interior, incentivos al no consumo, etc.).
  3. Articular los mecanismos necesarios para reducir el estrés, mejorar las condiciones de trabajo y la calidad del entorno laboral en general.
  4. Identificar recursos comunitarios que pueden ser utilizados como apoyo del programa preventivo (entidades que publican y distribuyen recursos de información y sensibilización).

Objetivos de carácter asistencial:

  1. Establecer procedimientos claros y concretos a fin de facilitar la aplicación del programa en lo referido a sus aspectos asistenciales: detección precoz, asistencia o derivación y rehabilitación.
  2. Identificar recursos comunitarios que pueden ser utilizados como apoyo del programa asistencial (centros de asistencia especializada en alcoholismo, tabaquismo y otras drogodependencias, etc.).

Objetivos operacionales:

  1. Establecer indicadores de evaluación del programa (número de consultas nuevas relacionadas con el alcohol o el tabaco que se registran en el Servicio de Salud Laboral, folletos informativos solicitados por los trabajadores, reducción del número de accidentes laborales, reducción del absentismo laboral, incremento de la productividad, etc.), a corto, medio y largo plazo.
  2. Establecer un calendario donde se describan las distintas fases del programa y las fechas para su inicio.

Objetivos respecto a los trabajadores

Objetivos de carácter preventivo:

  1. Cambiar actitudes, conocimientos y conductas respecto al alcohol y al tabaco (reducción de porcentajes de bebedores excesivos y de fumadores), proporcionando información realista y educación básica general, libre de sensacionalismos, sobre la naturaleza de los problemas relacionados con el alcohol, el tabaco y las otras drogas.
  2. Proteger a los empleados no fumadores del consumo involuntario de humo de tabaco.

Objetivos de carácter asistencial:

  1. Detectar de forma precoz, situaciones de riesgo relacionados con el consumo de alcohol, tabaco u otras drogas, a fin de intervenir antes de que se establezca un problema de alcoholismo, se desarrolle un problema de salud grave en relación al tabaquismo, o un problema de dependencia a otras drogas.
  2. Asistir a todos los trabajadores que precisen reducir o suprimir el consumo de alcohol y de tabaco (en las fases de tratamiento y rehabilitación o seguimiento a largo plazo).
  3. Derivar adecuadamente cualquier problema detectado en relación al consumo de drogas ilegales o abuso de medicamentos.

Formulación de objetivos sensibles

En la definición de los objetivos es importante considerar la información aportada por la encuesta inicial, ello permitirá adecuar al máximo el programa a las expectativas y necesidades existentes dentro de la empresa.

Sin embargo, la valoración de estos aspectos no debe modificar los objetivos generales, especialmente cuando se trata de asegurar la protección de los derechos de todos los empleados y facilitar el cumplimiento de la legislación vigente: objetivos básicos de la política de drogas de la empresa -como la protección del derecho de los no fumadores a trabajar en un ambiente libre de humo- pueden seguir siendo válidos y legítimos incluso en el caso de que supongan la adopción de medidas potencialmente impopulares.

1. Conocer para actuar
2. Prever la coordinación
3. Asegurar apoyos
4. Formar un grupo de seguimiento
5. Definir objetivos
6. Establecer un calendario
7. Informar: un enfoque preventivo
8. Elaborar y adoptar una normativa interna o reglamento


· Los 8 pasos

· Objetivos

· Mano a Mano en PDF

· Cómo actuar en la empresa

· Tfno. consulta gratis (900 714 110)

· Tests sobre drogas

· Qué me puede pasar...

· Publicaciones

· Vínculos en Internet

· Folletos de ayuda